Habemus bitren

El gobierno nacional autorizó la producción y circulación de estas unidades de transporte en la Argentina. La medida, publicada a principios de octubre en el Boletín Oficial, implica un avance importante para optimizar la logística de transporte en el país y abre un nicho interesante de negocio para las carroceras nacionales.

L argamente esperada, la resolución que autoriza la producción y circulación de unidades de transporte tipo bitren en Argentina fue publicada hace unos días atrás en el Boletín Oficial. De este modo se pone en vigencia la normativa tras la Disposición 2/2015 y la Resolución 1132/2015, sancionadas en conjunto por la Secretaría de Industria y la Subsecretaría de Transporte Automotor.
La disposición constituye un paso trascendental en la búsqueda por optimizar la eficiencia en la logística de transporte de cargas en el país, especialmente para las economías regionales, y -al mismo tiempo- abre importantes oportunidades para las empresas metalúrgicas y carroceras.
Estas podrán fabricar este tipo de equipos ya que contarán con una Licencia de Configuración de Modelo la que indicará que se trata de un vehículo apto para circular por la vía pública.
Desde hace algunos años, el sistema de transporte de cargas con bitrenes está autorizado en rutas de San Luis, siendo un antecedente exitoso de su implementación, algo por lo que un importante equipo de trabajo bregó. Uno de sus integrantes, el responsable de la Ingeniería de Ventas de Scania Argentina, Guillermo Hughes destaca al respecto: “Creo que todo el equipo que trabajó, entre particulares y técnicos del Gobierno, nos hemos movido correctamente, con honestidad y profesionalismo y hemos logrado entre todos algo que le servirá a la Argentina, y en especial a las economías regionales”.

La Ministra de Industria Débora Giorgi, en un encuentro donde participaron otras autoridades gubernamentales, funcionarios del Ministerio del Interior y Transporte y del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI) les dio la noticia a los representantes de las empresas fabricantes de acoplados y semirremolques, entre ellos el Presidente de Vulcano, Carlos Moriconi quien reconoce que “se ha dado un paso enorme no sólo con la incorporación en la ley de tránsito sino con la autorización de circulación de los bitrenes. Ahora empieza otro camino a recorrer con las gestiones referentes a cómo se terminará de instrumentar y cuáles serán los corredores que se van a aprobar. Esto también llevará su tiempo”.
Actualmente, además de Vulcano, otras empresas como Ombú, Hermann y Heil tienen desarrollados prototipos de estos productos. Incluso, en algunos casos han exportado unidades hacia países en donde la circulación de estos equipos está autorizada desde hace años. Para Moriconi los proyectos incluyen más variantes: “nosotros vamos a hacer varios modelos. Tenemos ya un par de equipos trabajando en dos versiones: un playo de cargas general con baranda y la versión granelera. En producción tenemos un vuelco lateral para áridos y uno, carga general, tipo sider”.
La normativa publicada en el Boletín Oficial también aprueba, entre otros, los requisitos para la autorización de corredores viales de circulación para bitrenes y el Módulo de Capacitación para la conducción de estos vehículos. Willy Hughes agrega: “La legislación tal como fue aprobada permite más tonelaje bruto en total. Pero con aceros de calidad y ejes desarrollados, también se logra más tonelaje neto para cada viaje por camión. Los pesos por eje se redujeron inclusive con más carga. Un eje normal lleva como máximo 10.500 kilos mientras que el eje de un bitren, 8.500 kg. Esto favorecerá a los caminos y que los asfaltos tengan más vida útil. Por otro lado, al ser más potentes la velocidad crucero de estos camiones se puede mantener en los 80km/h por más tiempo logrando un tráfico más fluido y evitando accidentes por taponamientos y necesidades de sobrepaso”.
Las principales beneficiadas por este sistema de transporte serán las grandes dadoras de carga, aquellas empresas que por su producción y volumen de movimiento, requieran un transporte de esta características como por ejemplo: celulosa, cementeras, cerealeras, forestales, etc.
“Yo creo que Scania, como otros colegas, y fabricantes de remolques aportamos argumentos técnicos correctos. No fuimos a lo que podría gustarle a alguien. Nos basamos en fundamentos muy sólidos. Consultamos especialistas de la Universidad de Cambridge, tomamos en cuenta la legislación tanto de EEUU, como de Canadá y Australia. Tuvimos argumentos sólidos con respecto a los radios de giro, la destrucción de los caminos, y la seguridad. Hicimos muchos trabajos en conjunto con la gente de vialidad. Llevamos la teoría a la práctica. No hubo ni ideas ni ventajas raras. Tal vez algunos transportistas querían otra cosa, algunos fabricantes buscaban otra cosa y algunas entidades también. Siempre apuntamos a tener un vehículo seguro, que no rompa los caminos y que fuera construible en Argentina con los últimos niveles de tecnología mundial en seguridad”, resalta Hughes.
Desde Scania, asimismo, no esperan que el mercado de los bitrenes vaya a transformar la demanda. Por el contrario, entienden que será un lento proceso hasta que este nuevo sistema comience a tomar cuerpo en distintas regiones del país.
“No será algo que explotará. Aparecerán lentamente, en febrero o marzo 2016 andando por las afueras, en caminos del sur o del norte. Irán aumentando lentamente. Calculamos unos 100 camiones -tal vez- destinados para esto durante el año que viene”, confiesa Hughes.
Pasó un tiempo desde aquel decreto 574/2014, firmado por la Presidenta de la Nación Cristina Fernández, autorizando la circulación de estas unidades. Ahora el bitrén -un vehículo de carga conformado por una unidad tractora (camión) y dos semirremolques articulados entre sí mediante un sistema de enganche tipo “V”- ya son el presente y serán fundamentales para el futuro de la economía y del transporte argentino.

En numeros

76 a 90%. Más de carga es lo que los bitrenes pueden transportar
29 a 54 toneladas. El peso neto de carga que aumenta
19%. Menos de peso por eje
56%. Lo que se reduce el daño a la infraestructura vial
80%. El ahorro del costo de tonelada por kilómetro recorrido
40 a 70%. Lo que se abaratará las erogaciones por combustible

Etiquetas:,

Sin comentarios

Deja un comentario