Volkswagen Truck & Bus GmbH Bajo un mismo techo

MAN, Scania, Volkswagen Camiones y Buses y recientemente, Navistar, conforman este conglomerado que busca convertirse en “campeón mundial en la industria de los vehículos comerciales”. Con principios de desarrollos conjuntos, las marcas mantendrán su identidad pero comenzarán a compartir componentes. 

Durante una reciente visita a la planta que Scania Argentina luce orgullosa, con actividad ininterrumpida desde hace 40 años en Tucumán, se produjo un diálogo muy enriquecedor con el Director de la misma, el brasileño, Adolpho Bastos. En esa charla de carácter informal, adelantaba las estrategias que se estaban pensando aplicar para poder hacer más rentables los desarrollos y la producción de los camiones en un futuro cercano. Desde la creación de Volkswagen Truck & Bus GmbH, Scania conforma junto a MAN, Volkswagen Camiones y Buses (MAN Latin America) y desde hace unos meses Navistar, un conglomerado que busca transformarse en referente mundial de la industria de los vehículos comerciales.
Entonces, Bastos reconocía que -entre los proyectos- los camiones MAN comenzarían a utilizar cajas de transmisión desarrolladas por Scania (dejando de lado a su proveedor ZF). También que comenzaría a complementarse la oferta de los distintos mercados como, por ejemplo Argentina, donde en pesados la marca del Griffin ya tiene un posicionamiento indiscutido y no tendría sentido que MAN, con sus modelos TGS y TGX, entrase a competir.
No pasaron más de 20 días de ese diálogo, cuando, en el marco de la feria IAA de Hannover, se presentaron, por primera vez, todas las marcas del Grupo VW Truck & Bus GmbH bajo un mismo techo. Pero no sólo eso, horas después, mediante un comunicado de prensa, Andreas Renschler, CEO de este Grupo, anunciaba los principios para el desarrollo conjunto de MAN y Scania de componentes básicos de la cadena cinemática.
Así, en el futuro, habrá plataformas comunes de motores, cajas de engranajes, ejes y sistemas de post-tratamiento, que luego pueden ser modificados por cada marca de manera particular. El concepto de ingeniería asegura que las necesidades de ambas empresas se tienen en cuenta, por lo que la individualidad de las marcas se mantiene y las competencias están claramente definidas. Habrá un trabajo de cooperación entre MAN y Scania en el área de investigación y desarrollo de componentes pero las culturas y modelos de negocio de cada una de las marcas serán preservados. Las necesidades de Volkswagen Camiones y Ómnibus y Navistar también serán incorporados en esta fase.
“Podemos llegar a ser campeón mundial de la industria de los vehículos comerciales en la próxima década si nuestras marcas son fuertes”, destacó Renschler.
A partir de esta decisión, Scania tomará la iniciativa en el desarrollo de la plataforma del motor común con una capacidad de 13 litros, mientras que MAN será responsable de las plataformas de motores con capacidades de entre cinco y nueve litros. En línea con esto, Scania será responsable de los grandes sistemas de escape de tratamiento posterior y MAN para los sistemas medianos y pequeños.


Andreas Renschler CEO del Grupo VW Trucks & Bus GmbH

Volkswagen Camiones y autobuses

• Volkswagen Truck & Bus GmbH agrupa a las marca_ MAN, Scania y Volkswagen Camiones y Buses y Navistar
• En 2015, entre las tres marcas se vendieron un total de 179.000 vehículos.
• Sus gamas de productos se fabrican en 25 sitios en 17 países.
• Al 31 de diciembre de 2015, 76.000 personas trabajan dentro de todas las marcas.
• Desde agosto de este año se sumó la marca norteamericana.
• Andreas Renschler, CEO de Volkswagen Camiones y autobuses

Las cajas de cambios también se han asignado de manera similar. Scania tomar la iniciativa en las cajas de engranajes pesados, mientras que MAN será responsable de las cajas de cambios medios y ligeros. MAN estará a cargo de ejes motores y ejes no motrices en el futuro, y Scania tomará la iniciativa en los sistemas de gestión del motor.
La forma en la que se han asignado los artículos es el resultado de las gamas de productos que los dos fabricantes ofrecen. Mientras Scania solamente está representado en el segmento de camiones pesados, MAN ofrece vehículos desde las tres toneladas con la flamante serie TGE, la que se entiende llegaría a la Argentina atacando el nicho de las 3 a las 5,5 toneladas, donde hoy no tiene representación (Directivos de los concesionarios de VW Camiones y Buses que representaron a la marca en Expotransporte, hicieron referencia a estos productos).
Otro detalle no menor de este proyecto, es que todos los centros de producción se mantendrán recibiendo, algunos, una ampliación. El principio rector será: Scania fabricará para Scania y MAN para MAN. Las excepciones a esto son las cajas y ejes no motrices. Scania seguirá produciendo cajas de cambios para pesados y ampliará sus capacidades para el Grupo en Södertälje. A cambio, MAN ampliará la producción de ejes no motrices en Salzgitter y entregará estos para Scania.


Adolpho Bastos Director de Planta Scania Argentina.

“La decisión de dividir las funciones principales para el desarrollo de motores y ejes de tracción entre MAN y Scania es el siguiente paso importante en la promoción de sinergias dentro de nuestras marcas de vehículos comerciales”, agrego el CEO de VW Truck & Bus GmbH.
Aún, cuando muchos siguen siendo escépticos del futuro de este Grupo (en algún momento hubo rumores que VW se desprendería de Scania y MAN por los problemas financieros que ocasionó el Diesel Gate), la adquisición de una participación del 16,6% de la marca Navistar, parece contradecirlos. Incluso, de esta manera, se tendrá acceso al mercado de América del Norte, en el cual -ni Scania ni MAN- tuvieron representantes anteriormente.
La colaboración con la compañía norteamericana estará relacionada con el sistema de propulsión, por tanto Navistar se beneficiará de las tecnologías de motores que se resaltaban anteriormente.
La estrategia de Volkswagen Truck & Bus GmbH de expandirse en nuevas regiones y complementarse con sus marcas, en los distintos mercado, se va cumpliendo. En la próxima década, aspira a convertirse en un grupo mundial líder en vehículos comerciales en términos de rentabilidad, en innovaciones para sus clientes y en presencia global.

Planta Scania en Tucumán

Transitando su 40 aniversario, la planta de Scania Argentina, en Colombres, Tucumán, ya sabe que durante la próxima década será proveedora de repuestos de la generación actual de camiones. Es por ello que se llevó adelante una inversión de 50 millones de dólares que permitió aumentar en un 50% la producción. La de Argentina, con 230 mil m2, tiene como tarea exclusiva el mecanizado de piezas de transmisión: caja de velocidades y diferenciales. Si bien la de Suecia también lleva a cabo esta tarea, desde 2013 existe un plan para que la “nuestra” sea la mejor planta en producir ejes, engranajes, sincronizados y carcazas de cajas de cambios además de piñón y corona (únicos en Latinoamérica), carcasa, palieres y mitades porta corona. El proceso incluye el mecanizado blando, el tratamiento térmico (con hornos que trabajan a 930º las 24hs los 7 días de la semana), un sistema de medición con controles de calidad desde Suecia, el rectificado de dientes denominado Sistema Hooming (incrementa la resistencia y la vida útil), el “shoot pening” (el “bombardeo” con granalla de acero para incrementar entre un 40 a 45% la resistencia) y la aplicación de molibdeno (se baña a la pieza en oxiacetileno lo que le brinda mayor resistencia al desgaste, algo único en la industria automotriz nacional). Una caja de cambios debe durar 2 millones de kilómetros. Ese es el planteo de Scania.
Se producen 120 piezas distintas, siendo la mayoría de la caja de velocidades. El 90% de las mismas se ensamblan en Brasil. De todos modos, en los últimos años las exportaciones han ido cambiando. Entre 2013 y 2014, el 99% iba al hermano mayor del Mercosur y el 1% a Suecia. La tendencia cambió en 2014-2015 cuando el porcentaje fue de 84% y 16%, respectivamente. Para el ciclo 2015-2016 el destino sueco sigue incrementándose pasando al 25% contra el 75% que llegara a la planta de San Bernardo, en San Pablo.
La inversión que se realizó en la maquinaría que utilizan las líneas de producción, se proyectó para los futuros 15 años, siendo la calidad el valor agregado superando, incluso, al de una línea de ensamble. El 40% de la producción está automatizado mientras el resto es un trabajo manual que llevan a cabo los operarios de una planta que contempla la tarea de unos 500 empleados entre todas las áreas.
Según lo que haya que exportar se determinan los lotes de producción de piezas que puede variar entre 150 a 300 unidades. En la actualidad y por una demanda reducida, entre todos los ítems se producen 4500 piezas diarias. Sin embargo, la capacidad instalada permite una producción máxima de hasta 7200.
Vale recordar que la producción anual de camiones Scania a nivel mundial es de 70 a 80 mil unidades. Con una producción modular es posible intercambiar componentes generando miles de combinaciones hasta alcanzar el camión a medida del cliente.
Scania considera a sus camiones como productos selectos, exclusivos, por ello no ha vuelto a incursionar en segmentos semipesados de menos de 300 caballos. La de Argentina, especializada en el mecanizado, es una de las cinco plantas que Scania tiene en el mundo. Las otras son las de Suecia y Brasil con montaje final, producción de motores y cabinas. La de Holanda, encargada de producir chasis además del montaje final y la de Francia, donde sólo se hace el montaje de unidades. Considerando las nuevas políticas, seguramente muchas piezas que se fabriquen en Tucumán ya no tendrán -como destino final- sólo un camión de la marca del Griffin.

 

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Deja un comentario