Scania 40 años. Historias e hitos

CUATRO DECADAS DE PRODUCCION ININTERRUMPIDA. UNA VISTA DEL AYER Y SU PARALELO CON LA ACTUALIDAD. LOS CAMIONES FABRICADOS EN COLOMBRES, QUE HICIERON REFERENTE A LA MARCA, COMO LA CALIDAD DE PRODUCCION DE LOS COMPONENTES DE FUERZA QUE LLEVAN A QUE LA PLANTA DE ARGENTINA PUEDA SER CORONADA COMO LA DE MEJOR MECANIZADO. EL ORGULLO DE LOS DIRECTIVOS, QUE SON PARTE DESDE EL PRIMER DIA, Y LA PASION DE LOS MAS NUEVOS QUE SE SUMARON -ULTIMAMAMENTE- A LA GRAN FAMILIA DE LA MARCA DEL GRIFFIN EN NUESTRO PAIS.

Avisos en el Diario La Nación desde 1973 y propagandas en televisión solicitando trabajadores para una industria automotriz a emplazarse en Tucumán fueron las primeras medidas tomadas por los directivos suecos que habían recalado en Argentina con la misión de emplazar una nueva planta de producción en Sudamérica ante las restricciones que el gobierno argentino había puesto a las importaciones. Hasta entonces los 3.500 camiones y 500 buses Scania que circulaban por las rutas del país habían sido importados por la familia Vázquez Iglesias que posteriormente se transformaría en concesionario oficial.
En la localidad de Colombres, del Jardín de la República, un terreno desmalezado (ex cañaveral) quedaba preparado, en febrero de 1975, para que se levantase allí la planta industrial que se inauguraría el 26 de marzo del año siguiente aunque la piedra basal se había colocado en 1972. La inversión inicial fue de 30 millones de dólares.
Desde entonces han pasado cuatro décadas de vivencias industriales y comerciales. Cuarenta años del crecimiento de una marca que se ha transformado en referente del transporte pesado nacional. Scania es sinónimo de camión y de mucho orgullo para quienes forman parte de la gran familia.
Aunque parezca una paradoja, la actividad de Scania, en Tucumán, comenzó con la producción de cajas de velocidades, engranajes y diferenciales que eran enviados a Brasil. Algo muy similar a lo que sucede en estos días por el esquema global de producción.






“Todo muy metalúrgico, muy a lo sueco. Nos exigían algo a lo que no estábamos acostumbrados a dar. Terminar un producto en tiempo y en forma y con calidad”, recuerda Felipe Escandar, Asesor de Ventas. Esa metodología aplicada en los primero días ha llevado que 4 décadas después, ese mismo centro industrial sea reconocida como la mejor en producir piezas de mecanizado.
“Nuestra visión es a largo plazo. Buscamos sustentabilidad algo que para las industrias de este país es muy complicado. La de Colombres es una planta orgullo pues es una de las dos que hacen mecanizado y forjado. Se invirtieron, en 4 años y hasta 2015, 43 millones de dólares”, remarca, por su parte, el Director General, Emilio Muller.
Pero de aquellos primeros a estos días, en medio hubo la producción integral de los camiones. Desde el primer L111 que vio la luz el 1 de diciembre de 1976. Entonces armar por completo una unidad demoraba unas 600 horas de trabajo considerando que todo era más artesanal.
El L111 fue revolucionario para la época pues equipaba desde frenos neumáticos y dirección hidráulica, algo nunca visto hasta ese momento en los pesados del transporte, igual que un motor moderno de inyección directa de 202 CV, con bajo consumo y una caja sincronizada de 10 marchas. Cuando se le incorporó el turbo el camión llegó a erogar 298 caballos lo que también fue innovador.
En 1982 se lanzó el L112 convencional y el R112 frontal que se presentaba con una cabina rebatible. Con mucha de la mecánica del L111, este camión se destacó por la incorporación del intercooler que le brindaba un 10% más de potencia, bajando el óxido nitroso en gran proporción. Posteriormente, llegó el 113, con la misma cabina pero mejorada en su interior. Además surgió, gracias a una idea genial de un director, la versión Topline. Un camión distintivo, con techo más alto, Aire Acondicionado de serie, y la vieja pero sólida mecánica 11 litros, que a esta altura ya estaba muy probada y resultaba inmejorable.

La Serie 4, a principio de los años 2000, fue otro gran salto de diseño, confort y alto rendimiento. Desde entonces las nuevas generaciones se han ido modernizando, tanto los Highline primero como los Streamline después, recibiendo tres cambios por día, de algún componente. Siempre en la búsqueda de la mejora constante.
Si bien fue traumático parar la producción de camiones, Argentina vivía entonces una crisis. De todas maneras se incorporó mucha tecnología para fabricar más y mejor componentes para cajas de cambio, diferenciales, ejes traseros y motores. Dentro de Diferenciales: engranajes cónicos, carcasas de diferenciales, palieres y mitad porta corona. Dentro de cajas: contra-ejes, eje principal, eje de entrada, engranajes y sincronizados.

Hechos y eventos

Así también recuerdan momentos imborrables otros funcionarios de Scania.
El 113 Topline: el mito. “Fue la introducción de un nuevo modelo sólo con un color distinto. Era el mismo camión pero tuvo un arrastre importante en las ventas. Con muy poco se hizo un mito” destaca Emilio Muller, Director General de Scania Argentina.
Excelente campaña de marketing. “El lanzamiento de la Serie 2 fue un salto importante de tecnología. Era impresionante y además se llevó a cabo una excelente promoción de lanzamiento. El slogan era “Décadas adelante en materia de camiones”. Fue un antes y un después”, agrega Muller.
Scania Plus. “En 1986 hubo otra campaña donde se hacía referencia que el camión no era lo único sino que el cliente también contaba con un gran servicio por detrás. La imagen de la publicidad era la de un camión detenido en la ruta con su chofer escondido detrás de un árbol orinando, bajo el slogan: “el único motivo para parar””, recuerda el Director General.
El bus 8×2. “Este fue un pedido especial de un cliente que llevaba 70 chicos de viaje de egresados a Bariloche. Hubo que convencer a Suecia. El proyecto, con el tiempo, se diluyó por la ley de peso por eje. Así se pasó a los 6×2 con neumáticos súper-anchos. Hoy, todavía, algunos 8×2 se venden en Perú y Chile”, aporta por su parte Mario Salazar, Director de Ventas.
El Mejor Conductor. “Después de las exitosas ediciones nacionales, ahora se lanzó la versión regional donde participarán Argentina, Brasil, Perú y Chile donde los tres mejores de cada país disputaran la gran final en San Pablo en diciembre. El campeón se ganará un camión”, destaca, Alejandro Pazos, Gerente de Marketing y Comunicaciones.

“Nunca descansamos buscando el mejor producto. Pero además, Scania tiene la red más moderna del país y la capacitación de su gente hace la gran diferencia entre nuestros productos y la competencia. Llevó 40 años desarrollarla y nunca estaremos satisfechos siempre iremos por más capacitación para brindar el mayor respaldo. Podemos tener un Fórmula Uno como camión pero sin la red y su capacitación sería imposible hacerlo exitoso”, agrega Escandar sabiendo que en el corto plazo además de la relocalización de BAC, otros puntos se están inaugurando en San Juan, Villa María, Virasoro y Resistencia.
“Nuestro negocio es atípico. Hacemos productos de nicho y exportamos el 100%. Hacemos auto partes, no vehículos. El negocio de camiones es el mantenimiento de la unidad, el servicio. Desde 2001 no se arman camiones Scania en Tucumán. Actualmente, al caerse el mercado en Brasil, del 35 a 48% de la producción, ahora, se va a Suecia”, remarca Muller sobre la base en que Scania se desarrolla hoy en Argentina.
Actualmente, con 13 años de antigüedad, hay unos 20 mil Scania -entre camiones y buses- rodando, aunque el parque total que se atiende alcanza las 30 mil unidades. Los objetivos de ventas para 2016 trepan a 1.800 unidades (1.500 camiones y 300 buses). Se entiende que el mercado de estos últimos serán los más activos por recambio y renovación y recuperación de subsidios.
“Scania en Argentina siempre tuvo la necesidad, la filosofía, de hacer un producto de calidad como en Suecia. Por eso fuimos quienes iniciamos la globalización, a intercambiar componentes con otros países del mundo. Fuimos los primeros en poner neumáticos radiales en los camiones. Nos decían que estábamos locos. Primeros en normativa de medioambiente y seguridad”, agrega Guillermo Hughes, Ingeniería de Ventas.
El cliente promedio tiene entre 3 a 5 camiones Scania a nivel mundial. Son los más fieles y el target que también se ha dado en Argentina.
Hace 40 años comenzaba la actividad industrial en Tucumán, en un momento difícil del país, con las Guerrillas entre el ERP y el Ejército. En total, salieron de la línea de montaje cerca de 25.800 vehículos, entre camiones y chasis para ómnibus.
“Lo que se haga en nuestra planta debe ser lo más estratégico para Scania. Algo vital para el futuro, años de producción. Si se pudiera volver a introducir -de manera paralela- una línea de ensamble, bienvenida. Todo lo que genere empleo es bueno”, remata Muller.

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

Subscribirse

Subscribirse a nuestro newsletter para recibir actualizaciones

Sin comentarios

Deja un comentario