La entrada del Samurai

Probamos la version tope de la gama 300 que ya se mete en el competitivo segmento de camiones livianos. Con tecnologia y construccion 100% japonesa, este pequeño gran guerrero se presenta como un retador a tener muy en cuenta a la hora de elegir. Virtudes y soporte al mejor estilo oriental.

No es sumamente habitual recibir la entrada de marcas nuevas de camiones en el mercado nacional, aunque la llegada de Hino (quizás anticipada) tiene un matiz coherente teniendo en cuenta el cambio coyuntural que ha vivido la Argentina desde el pasado 10 de diciembre. Tenemos que recordar que Hino no llega solo ya que pertenece al grupo de marcas que nuclea la automotriz número uno de mundo: Toyota. En nuestro país, la compañía posee una estructura altamente afianzada en todos los sentidos y ni hablar en lo industrial, con una enorme planta en la localidad de Zárate que emplea a más de 4.900 personas en forma directa y más de 25.000 en forma indirecta. Hino, de alguna marera, llega con todo ese respaldo.




Una vez atravesada la etapa de las presentaciones en sociedad, creímos conveniente (y casi obligatorio) que el siguiente paso debía estar relacionado en contacto directo con aquello que más nos importa: el camión. Y por eso el Gerente Comercial de la marca nipona, Victor Moure, nos puso en pista, de forma inmediata, una unidad 300-816 a estrenar para que tuviésemo un “franco diálogo” con el vehículo.
El modelo 816, el más grande de la serie 300 de Hino, es un camión de 156 caballos de potencia, equipado con un motor de 4 litros asociado a una caja de 6 marchas que permite ser configurado con un diferencial también de origen Hino. Y lo interesante, sobre todo en este tipo de productos, es la disponibilidad del par motor de 420 Nm a 1400 RPM con una curva plana de potencia que permite esa relación baja de consumo que al trasportista le genera en un circuito urbano un gran rendimiento.
En términos de clientes estamos diferenciando cuatro segmentos. De hecho, Hino viene trabajando y desarrollaron junto a terceros locales esos distintos nichos del mercado. En primera instancia el furgón térmico, con una carrocería especifica de 8 o 6 pallets, dependiendo la configuración de cada cliente, que permite trabajar con todo este tipo de cargas específicas. Después, la carga típica paquetera, en dos versiones: sider y todo puertas. Además, lo que sea carga seca, carga de distintos volúmenes.Otro cliente potencial es aquel que utiliza planchada para auxilio mecánico, servicio de asistencia en ruta, que, con la configuración de una toma de fuerza, permite dar ese tipo de servicio en el mercado.
Por otra parte es posible la utilización en aplicaciones como pueden ser pequeños mixers o pequeñas cajas volcadoras.

¿Cómo será la estrategia para entrar en un segmento donde hay tres jugadores muy conocidos y de primer nivel?
El primer concepto es que se trata de un productor origen 100% japonés. Nuestros camiones son fabricados en Japón y eso te dá, en términos de robustez, de calidad y de ingeniería, un gran diferenciador con lo disponible -actualmente- en el mercado local. En segunda instancia, podemos hablar de sus distintos atributos, primero cadena cinemática. El hecho de tener un conjunto como es el motor, la caja, el diferencial 100% desarollado por Hino te brinda atributos adicionales como puede ser las características en términos de consumo, en términos de durabilidad y en términos de robustez de los componentes en la ingeniería de esos elementos. Después podemos hablar de elementos de confort, tenemos características únicas en la cabina de un Hino como, por ejemplo, una columna de dirección muy angosta y que otorga opciones de posicionamiento de las piernas, lo que te brinda también una posición de cansancio menor al final del día, una regulación del volante y una regulación de asiento que a las distintas tallas de choferes se les permite adaptar la mejor ergonomía posible de la posición de manejo. Las características del tablero interior, donde vos tenes una disponibilidad de distintas funciones de teclas, enorme cantidad de guarda objetos inferiores y superiores, mayor ergonomía integral y, por supuesto, aire acondicionado de fábrica y un muy buen sistema de audio. Un ancho de cabina que te da, para el confort de 3 pasajeros, una gran disponibilidad de espacio. Y por último, pero no menos importante, los elementos de seguridad tanto pasiva como activa que tienen disponibles este camión. Estamos hablando no solamente de conceptos conocidos por el transportista, que puede ser de la función de un Airbag o un cinturón de seguridad de 3 puntos con un pretensionador, que hacen al momento del impacto una gran diferencia para evitar cualquier golpe contra el parabrisas o el volante o contra el mismo tablero. Además tiene una barra de anti-incrustamiento frontal que evita que cualquier elemento se vaya por debajo del camión o una seguridad de desarrollo de la configuración de la deformación programa de la cabina como también de la puerta lateral con refuerzo que evita cualquier introducción hacia el interior de la cabina. Entonces, un montón de elementos que hacen de la seguridad activa y pasiva un gran diferenciador de esta configuración”, afirma Moure.
Para adaptar este camión a las calles, caminos y rutas de nuestro país, durante 8 años, Hino investigó todas las necesidades del mercado local. Antes de llegar a la Argentina se hizo un trabajo profundo entendiendo cuales eran las características en términos de potencia, durabilidad y de configuración de par motor. Muy seguramente las características de lo que hoy vemos como los atributos de este producto son parte de un análisis de esos 8 años que Japón fue realizando en el mercado local para llegar aquí con la mejor configuración disponible. Pero por otro lado, tomaron la experiencia de otros mercados con ciertas similitudes con el mercado local en términos de transporte urbano, como pueden ser el Chileno o el Peruano, donde Hino es líder de los segmentos livianos con la serie 300 en todas sus configuraciones.




Al acceder al vehículo nos viene un flash ochentoso, especialmente a quienes nos tocó conducir livianos como el Mitsubishi Canter ó el Mazda E3000, del mismo origen y filosofía de producto pero 35 años atrás. El acceso es algo incómodo por la posición avanzada de su cabina. Una vez adentro se percibe la simplicidad nipona pero sin dejar de lado nunca la funcionalidad. La calidad percibida de los materiales empleados no resiste ninguna objeción. La visión es muy amplia debido a la posición de manejo bien alta, el generoso parabrisas y los espejos retrovisores de muy buen tamaño.
La selección de marchas -al menos en esta unidad probada- nos pareció mejorable. Es fácil meter un cambio no deseado. El andar es como todos los vehículos similares, es decir algo saltarín pero seguro. Muy bueno es su radio de giro, virtud apreciada por un segmento mayormente citadino.
Gracias a su cabina volcable el camión no posee acceso directo al motor desde el interior, esto borra la presencia de burletes bajo los asientos, reduciendo la posibilidad de ingreso de ruidos del motor, y más aún, la entrada de gases nocivos al interior.
La palanca de cambios es plegable para mayor comodidad de movimientos con vehículo parado. El tablero de instrumentos posee dos cuadrantes principales y un display digital bastante grande con mucha información además de varios testigos lumínicos bien distribuidos.
Muy buena la columna de dirección es regulable y sorprende un poco la ausencia de alzacristales eléctricos.
Destacada es la cantidad y variedad reservada de espacios para archivar objetos de diferentes tamaños y formatos.
El acabado integral del camión, tanto por dentro como por fuera es inobjetable. En el chasis se percibe a simple vista la coherencia en las interconexiones, las sujeciones, los ensambles. Típicamente japonés.
Por tratarse de una unidad 0Km, la unidad probada no equipaba aún una caja para carga para pudiéramos lastrarlo, pero de cualquier modo pudimos percibir una motorización ágil, dinámica, simple y suave en términos de vibraciones y rumorosidad. Es un motor producido en la planta de Hamura, en Japón y obviamente desarrollado 100% Hino. Con sistema de inyección Common Rail, de la marca Denso, que también es del grupo de Toyota. Este no es un dato menor porque son elementos que, como todo lo desarrollado por la ingeniería del mismo grupo, indudablemente brindan un gran diferenciador en términos de durabilidad e interacción de componentes.
Según pruebas de la marca japonesa, este vehículo con cargas superiores a 2.500 Kilos estaría consumiendo entre 15 y 20 litros cada 100km. Al tratarse de un motor Euro 4 puede circular sin inconvenientes dentro de la nueva normativa vigente porque cumple con el control de emisiones gracias a equipar el sistema EGR, es decir que utiliza gasoil grado 3 pero no requiere la presencia del aditivo Azul 32, más conocido como Urea.
Finalmente, cabe destacar que la marca nipona ya tiene disponibilidad de unidades para pruebas en sus dos primeros concesionarios. Ellos son: Bainorte, en Panamericana Km 46, y Metrocam, Av. Rivadavia 8900. Nada mejor que vivir la propia experiencia más allá de confiar o no, lo que desde Planeta Camión Revista podamos contarle sobre el Hino 300-816, el producto japonés para el segmento liviano.

Hino 300 816
(XZU72L-HKFRP3)

Peso bruto vehicular: 7.500 kg.
Peso chasis total: 2.565 kg.
Capacidad de carga neta: 4.935 kg.
Tanque de combustible con llave: 170 Litros.
Neumáticos: 7.50 R 16 12 PR
Velocidad máxima: 122 Km/Hr.

Distancia entre eje: 3.870 mm.
Largo total: 6.740 mm.
Alto total: 2.245 mm.
Largo carrozable: 5.065 mm.

Tramisión
6 vel. c/sobremarca
Relación diferencial: 4.875:1

Motor
Tipo de motor: Euro 4 Motor con inyección common rail
Cilindrada: 4.009L
Potencia (ps/rpm): 150@2.500 rpm
Torque (kfg/m/rpm): 42.8@1.400
Turbo cargador de geometría variable

Embrague
Tipo: Monodisco seco

Frenos
Freno de servicio: Hidráulico servo-asistido, auto-ajuste, doble circuito
Sistema ABS + EBD
Freno de estacionamiento: Mecánico de cardán
Freno motor: A los gases de escape
Frenos: Tambor/Tambor

Suspensión
Delantera: Equipado con amortiguadores y barra estabilizadora
Trasera: Equipado con amortiguadores

Precio a pUblico:
U$D 63.900.-
IVA incluido

Etiquetas:, , , ,

Sin comentarios

Deja un comentario