Guardian del consumo

En el sector del transporte se están buscando continuamente innovaciones para reducir el consumo de combustible. Una solución es aprovechar la energía cinética del vehículo. Volvo Trucks introduce en su nueva gama FH el sistema I-See que memoriza los recorridos por medio de su piloto automático y toma el control del uso de la energía necesaria para recorrer cada kilómetro.

Una de las principales características para el ahorro de combustible del nuevo Volvo FH es el sistema denominado I-See (Yo-Veo). Se trata de un piloto automático que controla las marchas, el acelerador y los frenos durante las pendientes y descensos.
I-See está vinculado a la transmisión inteligente I-Shift, “registrando” los caminos por los que circula el camión. Estos datos registrados permiten que I-See optimice posteriormente la economía de combustible del camión la siguiente vez que el vehículo recorra la misma ruta.
Mediante una serie de seis pasos, el sistema garantiza que se pueda conducir el camión de la forma más económica posible. Por ejemplo, el vehículo acelera a tiempo antes de una pendiente y minimiza el número de cambios de marcha.
En conjunto, I-See ahorra hasta un 5% de combustible. No hace falta circular por rutas empinadas o alpinas para notar la diferencia que supone I-See, el mejor efecto se logra en rutas normales con subidas y bajadas recurrentes, preferiblemente una tras otra.
Algo muy interesante también del sistema es que aprovecha al máximo el punto muerto. Esto también resulta destacable en términos de consumo.

PURA ENERGIA CINETICA

La energía cinética es la energía que tienen los objetos debido al movimiento al que estos están sometidos en cada momento, de forma que, cuando se reduce la velocidad de un objeto en movimiento, su energía cinética se transforma en otra forma de energía, conocida como energía potencial que tiene que ver con la “posición” de ese objeto.
Cuando un vehículo frena, su energía cinética se convierte parcialmente en calor, que se disipa en la atmósfera y se pierde. Por esto muchos fabricantes del mundo del automóvil están estudiando soluciones para aprovechar esa parte de la energía cinética en vez de liberarla como un excedente de calor.
Lo que ha hecho Volvo Trucks con el sistema I-See es aprovechar la energía cinética del propio camión para empujar al vehículo cuando sube las pendientes. Igualmente, en los descensos se utiliza la misma energía para acelerar.

El sistema I-See está ligado al sensor de inclinación de la caja de cambios y obtiene, de forma digital, información sobre la topografía. Además, como el sistema no depende de los mapas, siempre obtiene la información más actual. Está en condición de registrar unas 4.000 pendientes en una distancia de 5.000 km.
La solución va ligada el programador de velocidad del camión, que se hace cargo del cambio de marchas, del acelerador y del frenado en las pendientes, para garantizar que todo funciona de la forma que más contribuya al bajo consumo. I-See activa el punto muerto lo máximo posible, de forma que en determinados tramos de carretera no exista consumo de combustible en absoluto.
Para un camión con un funcionamiento que recorra 140.000 km al año, el ahorro será de 1.000 litros de combustible en el mismo período de tiempo.

COMO FUNCIONA

El sistema Volvo I-See lleva a cabo seis operaciones distintas para aprovechar la energía cinética al máximo. Por ejemplo, acelera en las subidas, mantiene una marcha alta todo lo posible y mete punto muerto en los descensos para aprovechar el peso del camión como motor de propulsión.
Es importante destacar que el sistema funciona mejor en pendientes moderadamente largas y pronunciadas, porque permite que se pueda recorrer en punto muerto distancias largas sin utilizar el motor.
En punto muerto, el vehículo no utiliza combustible, pero para su circulación es necesario saber si la velocidad se reducirá o aumentará en el siguiente tramo de carretera. Otros factores que constituyen una diferencia son la resistencia aerodinámica y el peso del camión.
“I-See imita y automatiza las técnicas de conducción de los mejores conductores en terrenos accidentados. Es un estilo de conducción que exige una continua atención y que el conductor sea capaz de evaluar bien la pendiente de la carretera que tiene delante. Cuando I-See se encarga de esta tarea, el conductor se beneficia de un progreso más relajado y puede concentrarse en otros aspectos de la conducción”, señala Anders Eriksson, responsable del desarrollo del sistema”.

Etiquetas:, , , , , , , ,

Sin comentarios

Deja un comentario