Fenómeno estelar

Mercedes-Benz Argentina, la marca de la Estrella de Tres puntas, celebra seis décadas y media de su llegada al país. Con el orgullo de haber sido la primera planta fuera de Alemania, renueva su compromiso industrial y acompaña el desarrollo del transporte nacional. Durante este histórico periodo ha fabricado mas de medio millón de vehículos, incluyendo camiones, chasis de buses y, su reciente especialidad, los vehículos comerciales Sprinter y Vito.

El 6 de septiembre de 1951 comenzó todo. Entonces se fundó Mercedes-Benz Argentina como S.R.L. Los pioneros del Primer Directorio de la Sociedad lo constituyeron los Sres. Jorge Antonio, Atilio Gómez, Germán Timmermann y Cesar Rubín, actuando como Síndico el Dr. Roig. Meses después, ya en 1952, en la planta San Martín, con el montaje del camión L3500 -que llegaba desde Alemania como CKD- se daría el puntapié productivo de vehículos pesados. A partir de esos pioneros, los camiones de Mercedes-Benz se transformaron en referentes del transporte de cargas como de pasajeros en nuestro país.
Tomando como datos referenciales el blog Camión Argentino y nuestros archivos, repasamos cada uno de los modelos que se han fabricado y siguen siendo ensamblados en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio, tras estos primeros 65 años de industria en Argentina.

Mercedes-Benz L 3500/ L-311

Presentado en Europa en 1949, fue uno de los tres primeros modelos que se empezaron a ensamblar con kits en formato CKD. El camión fue identificado, posteriormente como L-311, manteniendo las mismas características y con una producción que no alcanzó a superar las 800 unidades.

Mercedes-Benz L 6600

Fue el primer camión de producción a gran escala que se caracterizaba por su motor OM 315 (con pre-cámara) de 145 CV y 8,3 litros de cilindrada. Si bien también llegó a nuestro país como CKD y SKD, terminó siendo el modelo que dejo establecida la planta argentina como la primera factoría de Mercedes-Benz fuera de Alemania.

Mercedes-Benz L-5400

Este camión, también producido bajo los mismos formatos que el L6600, fue otro artífice de la expansión industrial de la marca a nivel nacional. Si bien se ubicaba en un rango importante de potencia (para ese entonces) su ensamble fue en muy baja escala, comparado al resto de la gama.

Mercedes-Benz L 312

Fue el primero totalmente fabricado en Argentina. Por ello, además de sucesor de los pioneros se convirtió en el camión insignia. Su participación, en nuestro mercado, se extendió entre fines de la década del ´50 y hasta mediados de los años ´60. Si bien desde el exterior no presentó cambios estéticos relevantes, tomando a sus antecesores como referencia, su rasgo distintivo fue el motor de inyección indirecta que les valió el apodo de “carboneros”. Para Mercedes-Benz, el mes de abril de 1960, quedará siempre en sus páginas doradas, ya que entonces salía de la línea de ensamble la unidad número 1000.

Mercedes-Benz L/LS 1112

Con el mismísimo embajador de Alemania presente, en diciembre de 1964, Mercedes-Benz eligió al Golf Club de la ciudad de Buenos Aires, para lanzar este modelo. Al ofrecerlo tanto en versión chasis como con cabina se lo catalogó como el camión “con las mayores ventajas para el transportista, jamás ofrecidas por un vehículo de fabricación nacional”. Gracias a un nuevo diferencial, una caja de cambios de avanzado diseño, y mayor capacidad de frenado, el flamante modelo cumplía con dos aspectos muy valorados ya desde entonces como el confort de marcha y la seguridad. Su robusto bastidor y los ejes -delantero y trasero- con notables innovaciones técnicas, también elevaban su capacidad de carga. Una particularidad del L/LS1112 fue haber montado tanto el motor OM351, como sus sucesores de inyección directa OM352.
Para Mercedes-Benz, este camión representó su apertura a los mercados externos ya que fue el primero en exportarse a Chile en 1966 bajo la configuración de cabina dormitorio. Entre sus diferentes versiones se produjeron casi 14 mil unidades.

Mercedes-Benz L/LK/LS 1114

Este modelo ha sido y sigue siendo, el mito de la industria nacional. Desde que comenzó su producción atrapó al transportista argentino por sus prestaciones generales y su esencia. Fue todo un suceso, a tal punto que el incremento de ventas quedó plasmado año tras año desde aquellas primeras 205 unidades producidas en 1967. La comercialización fue exponencial: 958 unidades al año siguiente, 3057 en 1972; el récord de 4035 en 1974, para llegar a un total de 36427 unidades hasta fines de 1981. En casi un cuarto de siglo de vida, fueron muy escasos los retoques estéticos que recibió. Considerado un “indestructible”, no deja de ser –todavía en estos tiempos- objeto de admiración y cierto culto por parte los camioneros y dueños de empresas de transporte.

Mercedes-Benz Transporter L608 D

El “Camioncito”, como fue catalogado, llegó en 1969, como una gran novedad y revolución para el mercado nacional. La experiencia que acumula Mercedes-Benz en Europa, con muy buenos resultados, se repitió en Argentina con este producto fabricado en Virrey del Pino y posteriormente con sus sucesores que llegaron desde el Gigante del Mercosur (hasta el año pasado cuando el 710 fue discontinuado por el ingreso de la gama Blue-Tech Euro V). El modelo de cabina frontal avanzada cambió parte de su configuración original a partir de 1984. Entonces se le incorporó una escotilla en el techo y las luces de giro cambiaron de ubicación. Mecánicamente se le agregó un embrague de accionamiento hidráulico y el motor de arranque pasó a tener mayor potencia. Casi 11 mil unidades se fabricaron en 3 décadas.

Mercedes-Benz L/LS/LK 1517

Fue el camión que montó el OM 352 A con turbo lo que permitía al motor erogar unos 140 HP de potencia, entonces algo muy demandado por el mercado nacional. En diseño y confort, este camión ofrecía un equipamiento que incluía desde calefacción, ventilación y desempañador hasta asiento hidráulico para el conductor. Si bien su configuración inicial era de cabina de techo bajo un restyling -a fines de 1977- lo llevaron a adoptar una cabina panorámica. Con estas características, el modelo se presentaba idealmente para transportes de largas distancias. Sus principales usuarios fueron los productores fruto-hortícolas y los cerealeros, también las empresas petroleras y de alimentos manufacturados. Sólo 7 camiones faltaron para completar una producción total de 5500 unidades.

Mercedes-Benz L/LK 1514

Nació como un híbrido pues buscó combinar el motor del mítico 1114, con el resto de la cadena cinemática que caracterizó al 1517. El objetivo de esto era conseguir un modelo de reparto apto y con capacidades para el transporte de grandes cargas. En ocho años, no se llegaron a producir 1000 camiones. Los 853 que salieron de la línea se produjeron, en primera instancia con cabina de techo bajo, y posteriormente con las panorámicas emparentando al resto de la gama.

Mercedes-Benz L 914

La marca de la Estrella, lanza en el año 1996, este modelo para competir en el segmento de hasta 6 toneladas. El camión mantenía el esquema básico sobre el motor del 710, al cual se le agregaba turbocompresor e intercooler para ganar 40 CV de potencia. Los pasa ruedas de color negro, como las mazas y el chasis de color bordo, fueron otras de sus características. Se fabricaron tan sólo 127 unidades.

Mercedes-Benz L/LS 1521

Según consignan algunos historiadores, este modelo se ganó el título de “zumbador”, producto de la combinación de su caja ZF AK6_80 con una multiplicadora GV80. El camión además, salía de serie, equipado con butaca hidráulica y ventilación de techo multidireccional. También era toda una novedad, el volante con retorno automático a posición “0”. Mercedes-Benz lo ofrecía con una garantía de un año y 50000 kilómetros para el chasis y un año y 100000 kilómetros para los componentes vitales. Se fabricaron un total de 1334 unidades.

Mercedes-Benz L/LS 1526

Llegó, a fines de los ´80, al mercado nacional para satisfacer a los transportistas que buscaban un camión del segmento semipesados. Mientras la versión LS se ajustaba a las tareas ruteras con semirremolque, el modelo L, en tanto, para la configuración chasis- acoplado. Este camión equipaba un motor de 260 CV de potencia siendo otras características distintivas su decoración, los tres limpiaparabrisas y el restyling de la trompa, copiando a Brasil, con 4 faros rectangulares en posición vertical.

Sprinter T1N

Fue en 1993, cuando Mercedes-Benz Argentina decide convertir la planta de González Catán en un centro de alta tecnología para la fabricación de utilitarios y buses. Pero fue recién en 1996, con las remodelaciones finalizadas y rebautizando al Centro Industrial bajo el nombre Juan Manuel Fangio, que comienza la producción del vehículo comercial Sprinter.
Durante sus primeros 18 años de vida, se llegaron a producir 250.000 unidades entre sus versiones combi, chasis y furgón; siendo el único en su tipo fabricado en Argentina. El vehículo también fue exportado a más de 50 destinos en los cinco continentes.

Sprinter NCV3

En 2012, Mercedes-Benz anunció la producción en la Argentina de la nueva generación del utilitario. La primera unidad en salir de la línea de montaje fue un furgón de pasajeros 19+1.
En los hechos, la NCV3 se fabricó durante dos años en la planta de Virrey del Pino, aunque sólo para algunos mercados de exportación. La nueva Sprinter NCV3 quedaba disponible para Argentina y otros 50 países gracias a una inversión de 70 millones de euros que modernizaron las líneas de producción y permitieron iniciar la fabricación nacional del nuevo motor diesel OM651. Otros componentes como: tren delantero, aire acondicionado, amortiguadores, asientos, cardanes y consolas, entre otros elementos, también se destacaban por ser de origen argentino.

SPRINTER 2016

Las novedades de la Sprinter 2016 están basada en el confort, la seguridad y el diseño. Desde un nuevo volante multifunción en todas sus versiones, tapizados renovados más resistente textura, asientos traseros de las combis de una mayor altura (40 mm) y un nuevo cojín 20 mm más ancho, todos provistos con apoyacabezas laterales integrados, baja rumorosidad en su interior, sistema Crosswind Assist para los vehículos de 3,88 toneladas (evita correcciones bruscas de volante ante la presencia de fuertes ráfagas de viento), nueva parrilla y un renovado paragolpes, las luces antinieblas -con luz de giro incorporada-, entre otros detalles.
El eficiente motor turbodiesel OM 651 de cuatro cilindros -con biturbo e intercooler-, de 2.146 cm3 de cilindrada que eroga 150 CV a 3.800 rpm y un torque de 330 Nm a 2.400 rpm se ofrece en toda la gama excepto en el modelo Street, en el que la potencia se reduce a 116 CV. El equipamiento de seguridad de serie: ESP (control electrónico de estabilidad), ABS (antibloqueo de frenos), ASR (de control de tracción), BAS (servofreno de emergencia) y el EBV (distribución electrónica de fuerza de frenado).
Gracias a estas características, además de los habituales destinos, la Sprinter sumó los mercados de Estados Unidos y Canadá.

Mercedes-Benz 1720/Atron 1720 / Atego 1720 Blue-Tech

15 años, ese fue el período que pasó entre la fabricación del último camión nacional hasta el retorno a la línea del 1720. El modelo volvió a ensamblarse como CKD en Argentina y en dos versiones: con distancia entre ejes de 3600mm y 4800mm. Su versatilidad lo transformaba en ideal para tareas como camión volcador, distribución urbana de productos, transporte de cargas generales. En 2012, pasó a denominarse Atron 1720 y desde este 2016, bajo la normativa Euro V, y con el nuevo motor OM924 LA, se identifica como Atego 1720.

Mercedes-Benz Atron 1634

Bajo el plan de nacionalización de la gama Atron, fue, junto con el 1624, los camiones “trompudos” que la marca sostuvo en producción desde 2012 hasta las últimas consecuencias, considerando la cultura del transportista nacional. Pensados para el transporte de medianas y largas distancias se destacaban por sus capacidades de 17,3 Tn de PBV (Peso Bruto Vehicular), 45 Tn de CMT (Capacidad Máxima de Tracción) y 66 Tn para uso fuera de ruta.

Mercedes-Benz Atron 1735 Blue-Tech

Manteniendo las características de su antecesor, el 1634, este modelo -que se ensambla desde 2016- dispone de un motor con gerenciamiento electrónico OM 457 LA turbocooler que, además de cumplir con las normas Euro V, desarrolla 345 CV a 1.900 rpm y un par motor de 1450 Nm a 1.100 rpm. Este exponente del segmento Pesado, se caracteriza por un nuevo eje delantero reforzado con capacidad de 5,8 Tn que le brinda una capacidad de carga y robustez mayor.
Entre el equipamiento más destacado, se ofrece de serie un nuevo volante ergonómico de cuatro rayos, computador con diagnóstico On-board de serie, panel de instrumentos moderno con ecómetro, velocidad crucero Tempomat, palanca de freno remolque, sistema de freno motor Top Brake, bloqueo de diferencial y mayor autonomía de combustible, mejorando sustancialmente la operación, la economía y la seguridad.

Mercedes-Benz Atego 1726 – Blue-Tech

El 17 de noviembre de 2015, se presentó en el Autódromo Juan y Oscar Gálvez, de la Ciudad de Buenos Aires, la nueva gama de camiones Mercedes-Benz con motores Euro V. Este semipesado reemplaza, simultáneamente, tanto al Atron 1624 como al Atego 1725, manteniendo todas las características de calidad y equipamiento, pero pasando a un motor MB OM-926 LA Euro 5, con 6 cilindros en línea. Cabina dormitorio, aire acondicionado y climatizador de cabina, vidrios y espejos eléctricos, cierre centralizado, asiento de conductor con base neumática y espejos gran angular y de rampa son algunos de sus detalles. Con este modelo se incrementará el volumen de camiones que se producirán en el Centro Industrial Juan Manuel Fangio.
Para llevar a cabo el proyecto fue necesario adecuar toda la producción con nuevos dispositivos y equipos y, lo más importante, con un nuevo banco de prueba para testear los nuevos sistemas de emisiones así como también el sistema ABS de frenado, para cumplir las exigencias de la nueva legislación ejecutada a partir de 2016.

VITO, el nuevo integrante

En agosto de 2015, Mercedes-Benz Argentina anunció la producción de la van mediana VITO en su Centro Industrial, destinada al mercado local y para exportación, principalmente a Brasil y a América Latina. El nuevo utilitario VITO se produce en versiones de pasajeros, mixto y carga. La VITO en sus versiones Furgón y Furgón Mixto se encuentra disponible con motorización diésel y tracción delantera. Mientras que, en la VITO Combi y la VITO Tourer se puede optar por motorización diésel y tracción delantera o motorización naftera y tracción trasera. Su versatilidad permite tanto el transporte de mercaderías como de pasajeros. Como socio fiable en las tareas diarias, la VITO está perfectamente diseñada para los más diversos usos y sectores, presentándose en una amplia gama de versiones.

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Sin comentarios

Deja un comentario