El camión más grande del mundo, robotizado.

Terminator con ruedas

Caterpillar e ingenieros de una importante universidad de Estados Unidos, firmaron un acuerdo para que este gigante se transforme en un robot que
trabaje en mineria 24 horas por dia sin parar.

Un camión se transformará en el robot más grande de la historia. La empresa norteamericana Caterpillar, en sociedad con expertos en robótica de la Universidad de Carnegie Mellon, de Pittsburg, están desarrollando un ambicioso proyecto en el cual, un vehículo destinado a la minería deberá ser capaz de andar por las minas y canteras de manera absolutamente autónoma, sin conductor y con operador a distancia para 2010.
El proyecto, denominado Mining Truck (algo así como “camión con mente”) está basado en el modelo 797B de Caterpillar, conocido como el más imponente del mundo. Su desarrollo tiene como objetivo principal la automatización que permita una mayor seguridad en el movimiento en las minas y reducir todo lo posible los riesgos de conducción. Aunque también se sabe que existe una clara política de reducción de costos como la razón real de tal desarrollo. Esto significa, mayor eficiencia en la productividad, más allá del aumento de la disponibilidad: “Los robots no paran para almorzar, no hacen huelga ni se quejan si hay que trabajar los fines de semana”, dicen en la universidad.

Los científicos calculan que si este gigante autómata funcionara 24 por día, 7 días a la semana, la productividad se incrementaría nada menos que en un 100% en relación a lo que se tiene hoy en día con operarios humanos trabajando en turnos.
Entre los diversos “chiches” que van a incorporarle al camión robot están: un GPS para monitorear la dirección de la máquina, rayos Laser barriendo el camino que marcar objetos grandes y varias cámaras de video para identificar con claridad qué tipo de objetos cercanos son peligrosos.
Todas las informaciones capturadas por el sistema de visión y detección robótica de este camión,
que transporta hasta 240 toneladas dentro de los corredores de las minas, serán repasadas por un software que le indicará cómo proceder; si debe ir adelante, desviar obstáculos o parar. Todo con la más absoluta precisión.

No será la pimera vez que un camión-robot es proyectado. La conocida firma japonesa Komatsu ya fabrica y comercializa vehículos parecidos desde hace algún tiempo. El modelo nipón es mucho más reducido en tamaño y capacidad de carga que el Caterpillar Mining Truck. El modelo norteamericano será el más grande y pesado del mundo con esta tecnología.
Tony Stentz, profesor de la nombrada universidad norteamericana, asegura que de aquí a diez
años esta tecnología será expandida a otros campos, más allá de la minería, y encontrará su propio camino en algún momento en el mercado de los camiones y autos.
“Esta tecnología necesita mucho perfeccionamiento antes que los usuarios puedan confiar plenamente en ella”, asegura el profesor Stentz.
Este “Terminator” tiene su gigantezco motor V12 de 3.550 caballos de potencia (solo el motor puede costar unos 600 mil dólares) para moverse a una velocidad máxima de 42 millas, es decir unos 70 Km/h. Su peso propio es de 700 toneladas y, como ya se aclaró, carga otras 240 como si nada.
Estos ingenieros de la universidad de Carnegie Mellon ganaron el año pasado el Urban Challenge, un concurso de autos robotizados en Estados Unidos. Caterpillar patrocinó al equipo y evidentemente ya les habría puesto el ojo con la intención de relacionar esta tecnología en vehículos para fuera de ruta.
Si sólo con ver un 797B en persona a uno se le producen escalofríos, y como un reflejo involuntario da un pasito hacia atrás, imagínese pensar que nadie lo conduce. Glup…!.

Etiquetas:, , , , ,

Subscribirse

Subscribirse a nuestro newsletter para recibir actualizaciones

Sin comentarios

Deja un comentario