Autorizan a una nueva compañía a funcionar como terminal automotriz


16-05-17
BUENOS AIRES.-En un giro en la política para el sector, el presidente Mauricio Macri autorizó a otra compañía a funcionar como terminal automotriz. Se trata de la china CTS Auto y BYD que ganó la licitación de Bergman para ómnibus eléctricos.
En Argentina, la única manera de obtener una licencia para fabricar autos es a través de un decreto presidencial. En los gobiernos kirchneristas, obtener esta licencia para operar como “empresa terminal de la industria automotriz en Argentina” era sumamente difícil. Esto está cambiando con el nuevo gobierno de Mauricio Macri, que en su corto mandato ya habilitó a tres compañías.
La última es CTS Auto S.A., de acuerdo al decreto presidencial publicado en el día de hoy en el boletín oficial. CTS Auto y BYD saltó a la fama a comienzos de este año con un pequeño escándalo: fue la ganadora de la licitación llevada a cabo por el ministro de Ambiente Sergio Bergman para comprar 50 ómnibus eléctricos. La licitación finalmente fue cancelada por el propio ministerio ante la sospecha de hechos de corrupción.
A decir verdad, CTS no había ganado la licitación sino Vía Bariloche, pero por consejos legales finalmente fue adjudicada a CTS. Por lo bajo, siempre se sostuvo que la licitación por 35 millones de dólares estaba pensada para que ganara CTS en un claro mensaje para favorecer las relaciones con los inversores chinos. El 24 de febrero la licitación fue cancelada.
En su momento, Bergman había dicho que el oferente tenía que importar los colectivos e instalar “una planta local para continuar la fabricación. Las baterías se cargarán en las terminales. La idea es utilizarlos en distintas ciudades como prueba piloto”.
Ahora, aunque caída la licitación, CTS podría ensamblar los ómnibus eléctricos en Argentina u otro tipo de vehículos. El decreto presidencial lleva la firma de la vicepresidente Gabriela Michetti ya que Mauricio Macri se encuentra de gira justamente en China.
De acuerdo con el decreto, CTS deberá dar comienzo a la ejecución de las obras destinadas a la construcción de la planta industrial en un plazo no mayor de 180 días corridos. El comienzo efectivo de la producción deberá constatarse antes del 1° de enero de 2019.
Se desconocen mayores detalles de CTS Auto SA en la actualidad, aunque tienen historia como importadores Mazda. Se sabe que está asociada con la compañía BYD Auto (acrónimo de BuildYourDreams), una de las automotrices chinas que más ha avanzado en la producción de vehículos eléctricos. CTS Auto opera en Argentina y Uruguay, donde la compañía ya importó colectivos eléctricos. El director de la compañía es Isaac Attie.
Tampoco se sabe, al menos por ahora, dónde instalará su planta CTS ni qué tipo de inversión hará.
En el caso de efectivamente optar por los ómnibus eléctricos, CTS se beneficiará de la nueva normativa impulsada por Mauricio Macri que establece un arancel de 0% para la importación de piezas para ensamblar vehículos eléctricos en el país, ya sea parcial o totalmente desarmados. Hasta antes de esta medida, todos los vehículos importados de extrazona pagaban 35% de arancel.

Etiquetas:, , , , , , , ,

Subscribirse

Subscribirse a nuestro newsletter para recibir actualizaciones

Sin comentarios

Deja un comentario